te aprieta un zapato

Al adquirir un calzado nuevo la emoción gana por completo. En especial cuando visitas tiendas de zapatos de cuero, pues encuentras muchos diseños y estilos. Dentro de esa emoción es probable que no notes que te aprieta un zapato.

Esto es de lo más común y no se trata de un defecto en el calzado o en tus pies. Lo que pasa es que, en ocasiones, por condiciones externas, el zapato puede achicarse un poco, lo que crea esa sensación incómoda de ajuste. 

Si te aprieta un zapato, ¡conservalo! Sabemos que pensabas en regalarlo o venderlo. Mejor toma nota de estos consejos para poder usarlo sin molestias. 

Si te aprieta un zapato ¡Toma nota!

Al asistir a las tiendas de zapatos de cuero es usual que los compradores intenten adquirir tallas que podrían ser justas para su comodidad. Pese a ello los zapatos de este material pueden adaptarse un poco a la talla gracias a los siguientes consejos:

1. Usa tus zapatos durante una hora dentro de casa

Uno de los métodos más sencillos para ensanchar los zapatos es usarlos. Las primeras veces podría ser molesto, así que haz uso de ellos en lapsos cortos, aumentando el tiempo de uso conforme el zapato se afloje. De esta manera tomará la forma que necesites. 

Utiliza calcetines gruesos o calienta el zapato con un secador

¿Usar zapatos con calcetines? Para algunos casos de calzado, como los zapatos de cuero, es una idea descabellada y poco estética. Pero este truco te ayudará a ablandar el calzado con mayor facilidad. 

Además, si enciendes la secadora y la pasas por tus zapatos, será mucho más sencillo ensancharlos. Ponte los zapatos con unas medias de algodón grueso y posteriormente calentar los zapatos. 

Mientras el zapato se caliente, es una buena práctica mover los dedos de los pies para ayudar a que se estiren. Espera hasta que tu piel se enfríe para tener resultados más óptimos.

2. Rocialos con alcohol isopropílico 

El alcohol isopropílico es mucho más útil de lo que podrías imaginar. Con su ayuda podrás estirar tus zapatos de cuero de forma satisfactoria. Para lograrlo solo tendrás que llenar un atomizador con este tipo de alcohol y mientras se seca estos se estiraran hasta ajustarse a la forma de tu pie. 

Recuerda hacerlo por dentro y sin empapar para evitar daños en tu calzado.

¿Quieres limpiar tus zapatos de cuero? Encuentra aquí unos consejos

3. Mételos en el congelador

Para ensanchar tus zapatos puedes rellenar una bolsa con agua, colocarla dentro del zapato y meterlo en el congelador

Usa una resellable y llenarla con agua hasta la mitad de su capacidad. Así evitarás daños en las plantillas. También puedes usar doble bolsa para evitar accidentes. Además, es importante introducir el agua en estado líquido para que se adapte a la forma del zapato y se congele con la forma que esperas. 

Esperamos que estos consejos te sean de gran utilidad. Visita nuestra tienda de calzado de cuero y encuentra el modelo ideal para ti.

Conoce nuestro catálogo de artículos de cuero en renzocosta.com y aprovecha nuestro sistema de envíos.

Calidad al mejor precio sólo en Renzo Costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *